«Los túneles del Edén»

1.000,00

50cm x 61cm

Óleo sobre lienzo

Category: .

Comentarios del autor

COMENTARIOS:
Con toda seguridad os habréis  preguntado alguna vez si en el Edén había moscas (espero no ser el único que se pregunta estas cosas) pues bien, no había moscas, las moscas llegaron después. Cuando comenzó a abundar la carne muerta alguien pensó que hacían falta unos seres que aprovecharan aquello y que de paso sirvieran para determinar la hora de la muerte del sujeto y así, forenses, moscas y cadáveres empezaron a llenar miles de páginas de novelas y miles de minutos de películas pirateadas. Pero en el Edén, moscas no había y no tengo ninguna prueba de ello.
 Lo que sí había eran túneles ¡Estaba lleno de túneles! Cuando los habitantes del Edén querían desplazarse hacia otra región edénica lo hacían usando túneles; no podían elegir, pues el Gestor del maravilloso lugar determinó que así fuera y si sus caminos eran inescrutables, sus túneles no lo iban a ser menos. Pero era un buen Gestor y a excepción de algunas chapuzas de la creación -fruto de las prisas por descansar al séptimo día- solía hacer bien las cosas y siempre tenía  un motivo: al salir de la oscuridad de un túnel todo brilla más, redescubres los colores, esbozas una sonrisa y todo es más Edén que antes. El cuadro que veis es justo la salida de uno de esos túneles donde pudiendo ser el Gestor, elegí ser una liebre siempre dispuesta a emprender una huida frenética o a debatirme hasta la muerte.
CONSEJO PARA LIEBRES:
Ten siempre las orejas erguidas, el sueño ligero y la huida las patas.
Compártelo...

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.